Tatuajes Pin Up

Los tatuajes pin-up tienen bastante tradición en el mundo del tatuaje. Son considerados como una de las mejores formas de expresar la imaginación y sensualidad de quien los porta. Para entender el significado de los tatuajes pin-up, es necesario explicar el origen del arte pin-up, puesto que al fin y al cabo un tatuaje de este tipo adopta este estilo de arte.

La edad de oro de este movimiento artístico está situada entre 1880 y 1920, aunque existen argumentos que pueden tomar desde el final de la Guerra Civil Americana hasta la Segunda Guerra Mundial. El desarrollo económico de alta velocidad de impresión y una mayor alfabetización construyó una enorme audiencia para las formas disponibles de comunicación de masas: libros, periódicos y revistas. Editoriales y agencias de publicidad más tarde compitieron por los servicios de esos artistas como Norman Rockwell (1894-1978) que podría generar imágenes memorables para el consumo masivo.

tatuajes pin up

Si el arte es un espejo de la sociedad, entonces el pin-up ocupa un lugar de honor en el arte moderno, particularmente el de la segunda mitad del siglo XX. Imágenes provocativas, especialmente utilizados en la publicidad, fueron los precursores del uso del sexo en el comercio. Mientras el consumismo florecía, particularmente después de la segunda guerra mundial, el icono de pitchwoman era particularmente propicio para satíricos.

Había comenzado la revolución del arte Pop (derivado de Popular). Dibujos sobre atávicas figuras como Marilyn Monroe o símbolos de sexo anónimas, una particular visión de la realidad es procesada y empaquetada para el consumo popular. Aunque la obra de estos artistas se expone en museos, galerías y libros de mesa de café, y por tanto no son estrictamente artistas pin-up para la masa, su existencia demuestra la intemporalidad de una fuente de arte como es el modelo pin-up.

Los antecedentes modernos de la pin-up pueden atribuirse a la chica Gibson en América, quien hizo su debut en 1887, y los carteles Art Nouveau de Mucha Alphonse y Cheret Jules en Europa. El artista prototipo de pin-up de tarjeta postal del siglo XIX, Kirchner Raphael, contribuyó al establecimiento del formato “niña bonita”. También fue públicamente aceptable el arte popular de Paul Thumann, visto por primera vez en el número de diciembre de 1893 de Munsey.

tatuajes pin up

A principios de siglo, el calendario era la forma más prominente del material pin-up, especialmente los primeros formatos de “chica glamour” por Angelo Asti. En 1913 el polémico desnudo ‘September Morn’ por Paul Chabas fue censurado por la Nueva York Society. Aún así, la imagen fue posteriormente impresa en literalmente cientos de miles de calendarios, además de cajas de dulces, tarjetas postales y demás. El período Art Decó también hizo respetable cualquier arte con desnudo romántico, como la de Mabel Rollins Harris , Maxfield Parrish y Hy Hintermeister.

En la década de 1920, la edad de oro de la ilustración estaba en toda su plenitud. El nuevo cine alimentó el apetito del público por revistas dedicadas a sus héroes del celuloide. En el siglo XIX, podría considerarse la visión de un tobillo desnudo de una mujer como algo escandaloso. La comparación este dato con las chicas descaradamente sexuales de los locos años veinte por Enoch Bolles , George Quintana y Earle Bergey de K. sólo una generación más tarde, es casi increíble.

Grandes Corporaciones y agencias de publicidad competían por los servicios de talentosos artistas para crear identidades a las que un público receptivo respondería. Un icono importante de la publicidad estadounidense antes de la guerra fue el hombre de la camisa de la flecha (Arrow Shirt man), interpretado brillantemente por J.C. Leyendecker. Aunque Leyendecker es conocido principalmente por sus retratos de hombres, tuvo una profunda influencia en ilustradores populares como Norman Rockwell y muchos que siguieron después.

tatuajes pin up

Mientras la cultura popular devoraba sus fantasías prohibidas vouyeristas en revistas pulp y libros de bolsillo, otra tendencia había comenzado a legitimar el pin-up como una forma de arte seria: grandes publicaciones y revistas como Esquire (un importante predecesor de Playboy), Cosmopolitan, The Saturday Evening Post y otros. Representaciones Art Deco de la forma femenina se incluyeron en estas revistas. El trending de la tendencia pin-up, estaba en marcha.

Durante la segunda guerra mundial, pin-ups acompañan a los combatientes americanos en forma de fotos de estrellas de cine como  Betty Grable y Rita Hayworth. El arte pin-up de Alberto Vargas también estuvo muy presente en los cuarteles y barracones así como en el arte que decoraba el morro de los cazas y bombarderos de la fuerza aérea de los Aliados. Después de la guerra, Christian Dior presentó su ‘nuevo look’, fueron levantadas las restricciones de la guerra en artículos de lujo como las medias. La ropa interior finalmente hizo la transición a dos piezas separadas, el sujetador y la braguita. El movimiento hacia la comercialización estaba en marcha. Si una chica bonita podia utilizarse para vender un producto, por qué no ir un poco mas allá y mostar una chica bonita en medias enseñando algo de piel (pero siempre en plan ‘niña buena’).

tatuajes pin up

La introducción de revistas masculinas con sexo explícito (Penthouse presenta al mundo el vello púbico en 1970) hizo que tales representaciones inocentes parecieran pintorescas y anticuadas. La fotografía era un medio fácil y rápido para satisfacer las presiones de los plazos de publicación mensual. Todavía hay quienes, como Dave Stevens, no han olvidado cómo dibujar a una chica inocente en una situación comprometida, sin mostrarnos cada detalle anatómico de su figura. Debemos agradecer a Dave, no sólo por crear el personaje de Rocketeer, sino por revivir el interés hacia la chica pin-up de la década de 1950, Bettie Page.

tatuajes pin up


Todavía no hay comentarios

Deja un comentario

Comentarios RSS Suscribirse a los Comentarios RSS.